HarryLatino

Regístrate y sé parte de la comunidad de fans de Harry Potter en español más grande del mundo. ¡Regístrate ahora!


Condiciones de usoPolíticas de privacidadAcerca de HarryLatino
Jueves 26 de febrero de 2004 - Publicado por HarryLatino 0 comentarios
Errores de encuadernación
Fuente: HarryLatino
La edición rústica de "Harry Potter y la orden del Fénix", tiene errores de encuadernación y los ejemplares fallados serán cambiados gratis en las librerías donde fueron adquiridos.
Lector, no se haga ilusiones. Si cuando abra con entusiasmo el quinto capítulo de la aventuras de Harry Potter las páginas empiezan a volar, se caen, se separan por un episodio no buscado o los párrafos se repiten, no crea que los encantamientos del niño mago han traspasado la ficción para alcanzar a sus incondicionales. Se trata, sólo, de un error técnico: los ejemplares están mal encuadernados.

A efectos de atender esas devoluciones, y la mayor demanda de la obra, la compañía pidió a la editora de España que le envíen 70 mil ejemplares más.

En un comunicado, la empresa editorial señaló que se "han constatado problemas de encuadernación en una parte de la primera edición en rústica" de esa obra.

"En la edición en castellano de ‘Harry Potter y la orden del Fénix’, comercializada a nivel mundial desde el pasado sábado 21 de febrero, se ha constatado un problema de encuadernación en una parte de la primera edición en rústica efectuada en España para el mercado argentino", dice el comunicado.

"A todos los compradores que hayan adquirido dichos ejemplares le serán sustituidos sin cargo alguno y sin plazo alguno (por volúmenes nuevos) en los mismos puntos de venta donde se adquirieron, con la colaboración y buena voluntad de los señores libreros", se agrega.

Según Planeta, "desde Salamandra (editor de la obra), y desde Emecé Editores SAIC (importador y distribuidor de la obra), se está trabajando para normalizar la operativa comercial para todos los puntos de venta del país durante los próximos 15 días".

"A tales efectos, el Grupo Editorial Planeta ha hecho un pedido de refuerzo al editor español (Salamandra) de 40.000 ejemplares en tapa rústica y 30.000 ejemplares extra entre tapa rústica y tapa dura, que servirán para cubrir las necesidades de las librerías, y para sustituir los ejemplares con fallas en la encuadernación que los lectores hayan adquirido", se añadió.

También se advirtió que "tanto Salamandra (editor de la obra) como Emecé Editores SAIC y Grupo Editorial Planeta (distribuidor) garantizan que todo comprador recibirá su ejemplar en buen estado".

"Lamentamos los inconvenientes que el episodio haya provocado en el público lector argentino y en nuestros amigos libreros, esperando que este hecho no altere la buena acogida que el esfuerzo editorial ha tenido en el mercado cultural del país", señaló Planeta.

Sin embargo, este fenómeno no se da solo en Argentina.

El lunes, apenas 48 horas después del publicitario inicio de la venta de La Orden del Fénix, parte de los libros despachados en España volvieron a los comercios por la vía de las reclamaciones. No fue la avalancha del pasado sábado, día del calendario potteriano marcado para el despegue del nuevo volumen, pero sí un goteo espaciado, pero mantenido. El viaje de ida y vuelta de los libros obedece, básicamente, a problemas en la encuadernación de los voluminosos libros, de los que se desprenden algunos pliegos al primer intento de lectura. Y no es ese el único prodigio. En algunos ejemplares faltan páginas y en otros están repetidas. Pero que nadie se asuste: no se ha detectado ningún libro sin final.


NUEVA EDICIÓN EN CATALÁN
Libreros, distribuidores y editores coinciden en señalar que esos problemas son habituales y que, de vez en cuando, aparecen en todo tipo de colecciones. En el caso de La Orden del Fénix, las grandes tiradas, el peculiar tamaño de los volúmenes --pequeños y muy gruesos-- y la celeridad con la que se ha llevado a cabo el proceso de impresión y encuadernación explican los problemas detectados, aunque no los justifican. Hay que recordar que la edición en castellano de Salamandra, de 893 páginas, ha sido de 500.000 ejemplares para España, mientras la catalana de Empúries (Grup 62), de 968, alcanzó la cifra récord de 95.000 ejemplares para una primera tirada en lengua catalana.

Los errores de encolado o encuadernación se han evidenciado en la edición en castellano, mientras en la catalana las deficiencias básicas han consistido en la falta de unos pliegos o la duplicidad de otros. Una portavoz de Salamandra declaró ayer que los fallos en grandes tiradas como las de Harry Potter son "casi inevitables", y en la misma línea insistía Empúries al decir que las inusuales ventas hacen que el "el margen de error sea mayor". Las dos editoriales garantizan la sustitución de los ejemplares si están defectuosos.

La desmesura lectora que provoca Potter no parece afectada por unos gramos más o menos de cola: la edición en castellano vendió en España 300.000 ejemplares en dos días, récord histórico, y la catalana se acercó a los 50.000. Empúries anunció ayer la puesta en marcha de una segunda edición de 10.000 ejemplares que repondrá la próxima semana los estantes que hayan quedado vacíos. Eso sí es magia.

0 comentarios