HarryLatino

Regístrate y sé parte de la comunidad de fans de Harry Potter en español más grande del mundo. ¡Regístrate ahora!


Condiciones de usoPolíticas de privacidadAcerca de HarryLatino
Sábado 28 de febrero de 2004 - Publicado por HarryLatino 0 comentarios
Bochorno chileno
Fuente: HarryLatino
Chile sufrió un bochorno este año cuando se pirateó Harry Potter y la Orden del Fenix cuyo tiraje era similar al original y fue el primer país latinoamericano en hacerlo.
Otra de las novelas que más han sufrido los efectos de la piratería es la creación infantil de J.K. Rowling, cuya presentación fue bastante nerviosa por el robo de capítulos clave de la historia. Y en el caso de su versión en lengua castellana, Chile tuvo que sufrir un grave bochorno literario, puesto que fue el primer país en traducirlo, de manera pirateada, incluso antes de su publicación oficial. "Eso fue muy negativo y dio cuenta de la cantidad de libros que se están pirateando, de la fuerza que tiene esta gente, de lo organizada que está y de la red de distribución que tiene", explica Eduardo Castillo, presidente de la Camara chilena del Libro.


Harry Potter, en cada una de sus cuatro versiones, ha sido uno de los objetos preferidos de la piratería. Desde que se comprobó su éxito, la industria de las ventas ilegales se esforzó por adelantarse, a cambio de ofrecer a menudo un producto mal traducido, mal terminado o mal impreso. "Apenas salió el libro en versión inglesa no solamente se pirateó, sino que se tradujo. Es una traducción muy mala, pero no importa; quiero decir que el tema es tan lucrativo que evidentemente tienen fuentes de información y tienen todos los recursos necesarios como para poder avanzar con toda la rapidez del caso", agrega.


Aunque a menor escala que El Código Da Vinci, la última aventura del niño de la cicatriz en la frente, Harry Potter y la Órden del Fénix se sigue vendiendo en las calles. En su primer momento, sin embargo, era lo más solicitado de las aceras, y su tiraje pirata también era peligrosamente similar al original.

0 comentarios