HarryLatino

Regístrate y sé parte de la comunidad de fans de Harry Potter en español más grande del mundo. ¡Regístrate ahora!


Condiciones de usoPolíticas de privacidadAcerca de HarryLatino
Sábado 21 de septiembre de 2013 - Publicado por L8 0 comentarios
Rowling habla largo y tendido sobre su vida como madre soltera
Fuente: Gingerbread
La asociación Gingerbread, que apoya a madres y padres solteros en Reino Unido para superar los prejuicios de la sociedad, publicó esta semana un nuevo texto escrito por J.K. Rowling.
En el artículo, la escritora de Harry Potter habla sobre los problemas que enfrentó como madre soltera tanto antes como después de volverse famosa gracias a la saga de libros del Niño Que Vivió.

J.K. Rowling aprovecha la oportunidad para atacar la manera en la que el gobierno de Reino Unido ha tratado a los padres solteros a lo largo de los años, así como para criticar las futuras medidas de austeridad que afectarán a los padres solteros que trabajan a medio tiempo para mantener a sus hijos.

Reproducimos a continuación una traducción en español del texto completo. Algunas de las expresiones utilizadas por J.K. Rowling son referencias a la cultura popular en Reino Unido; dichas frases aparecerán marcadas con asteriscos, y su significado será explicado brevemente al final del texto completo.

"Estoy más orgullosa de mis años como madre soltera que de cualquier otra parte de mi vida"

Hace casi veinte años (es impactante para mí escribir eso, porque aun parece que fue reciente) me volví una madre soltera. Tal y como la gran mayoría de los padres solteros, yo no había planeado. Mi muy querida hija había sido concebida y nacida mientras yo estaba casada, pero el fin fallido de esa relación me vio viviendo poco después con ayuda económica del gobierno en el invierno mas frío que Escocia haya tenido en varios años. Había estado viviendo en la soleada Portugal antes de mi regreso a Reino Unido y la nieve fue solo la primera sacudida a mi sistema.

Había imaginado que volvería a trabajar rápido. Efectivamente, era porque esperaba trabajar fuera de casa de nuevo que trabajé tan duro en acabar la novela infantil de la cual no le conté a nadie (porque no deseaba que me dijeran que estaba engañando a mi misma). Al final, mi creencia de que pronto volvería a trabajar se volvió un engaño mas grande que la esperanza de que la novela se publicara.

Tenía un título universitario y había trabajado de tiempo completo toda mi vida; no quería que mi hija creciera en la pobreza, pero mi encargado de distrito me dijo que nunca obtendría guardería pagada por el gobierno 'porque estás demasiado bien'; los lugares de cuidado infantil gratuitos para niños muy jóvenes estaban reservados en aquellos tiempos para niños considerados 'bajo riesgo'. No puedo argumentar en contra de la prioridad de niños cuyas madres no estaban haciéndose cargo, pero no tenía a nadie que me ayudara a cuidar a mi hija. Mi hermana trabajaba a tiempo completo, mi madre estaba muerta, yo vivía en una ciudad desconocida: ¿Dónde se supone que iba a dejar a mi hija mientras yo me ganaba mi sustento?

Terminé trabajando unas cuantas horas a la semana en la iglesia local, donde yo revisaba los archivos y hacía algo de mecanografía. La ministro del templo (mujer) me dejó traer a Jessica conmigo. Me pagaba, de manera deliberada, exactamente la cantidad con la que yo podía mantener mi subsidio del gobierno: 15 libras esterlinas. [Nota del traductor: Actualmente, 15 libras equivalen a 24 dólares o 17.77 euros] Por todo esto, estaba inmensamente agradecida.

Mi mayor recuerdo de esa época es la lenta evaporación de mi autoestima, no porque trabajara con archivo o mecanografía – trabajar para ganar dinero tenía dignidad, sin importar como lo hiciera – pero porque me di cuenta poco a poco que yo ahora estaba definida, a la vista de muchos, por algo que no había elegido. Era una Madre Soltera, y una Madre Soltera que vivía de Subsidios del Gobierno. El apoyo era casi tan duro de soportar como la estigmatización. Recuerdo a una mujer que visitaba la iglesia un día cuando estaba trabajando ahí y que se refirió a mi diciéndome, a una distancia a la cual yo la podía esuchar, como La Madre Que No Se Había Casado. Estaba mitad enojada y mitad entretenida: ¿La madre que no se había casado? ¿Deberían dejarme siquiera entrar a una iglesia? ¿Acaso ella me veía como si fuera una pintura victoriana: la Mujer Caída, o quizás la Mujer Herida?

Los padres solteros no eran populares en ciertos sectores de la sociedad o los medios a mediados de los noventas. Yo no podía hacer sonreir al ministro de gobierno de aquellos tiempos cantándole una alegre canción sobre 'mujeres jóvenes que se embarazan para saltar directo a la asistencia' *. Los artículos de periódicos discutían sobre madres solteras tomando como base a familias rotas y adolescentes anti-sociales. Sin importar que tan desafiante me sintiera sobre los trabajos que hacía todo el tiempo (era madre a tiempo completo, trabajadora a medio tiempo y novelista secreta), el bombardeo constante de palabras como 'gorrona' tuvo un profunto efecto corrosivo. Las suposiciones hechas sobre tu moral, tus motivos de traer tu hijo al mundo o que tan adecuada eres para que ese niño te hieren hasta el núcleo de tu persona.

Entonces, repentinamente, en un gran e inesperado cambio, me vi a mi misma en los periódicos.

Aun no podía escapar de la etiqueta de Madre Soltera; me siguió hasta llegar a la estabilidad financiera y la fama de la misma manera en la que se me pegó en la pobreza y oscuridad. Me volví La Madre Soltera Que Escribe Libro Para Niños Gana-Premios o La Madre Soltera Que Gana Contrato Récord Por Libro o La Madre Soltera Que Obtiene Contrato Para Película. Uno de los primeros reporteros que me entrevistó me preguntó si no había sentido que debí haber conseguido un trabajo en vez de 'sentarme en casa a escribir una novela.' Por algun tipo de milagro resistí la aplastante tentación de golpearlo y decidí que de ese momento en adelante canalizaría mi frustración de manera mas positiva volviéndome patrocinadora de lo que en aquél entonces se llamaba Consejo Nacional para Familias de Un Padre (y hoy es Gingerbread).

A pesar de que me volví Madre Casada de nuevo en 2001, permanecí como Presidenta de Gingerbread, una magnífica organización de campaña a favor de los padres solteros y sus hijos. Desafortunadamente, su trabajo es necesario aun hoy en día, en una recesión mucho peor que la que yo enfrenté cuando regresé a Reino Unido en los 90's.

Según una encuesta de Gingerbread de 2011, 87% de los padres solteros piensan que existe un estigma alrededor de la paternidad soltera que necesita ser desafiada y uno de cada tres dicen que lo han vivido personalmente. Creo que la retórica de 'skivers versus strivers' ** es particularmente ofensiva cuando se refiere a padres solteros, los cuales ya trabajan toda la jornada para cuidar de sus hijos. Esa retórica le escurre la confianza y autoestima a aquellos que desesperadamente la necesitan, como yo lo hice, para volver al mercado de trabajo.

Una declaración de un ministro de gobierno a finales del año pasado que decía que 'la gente que es mas pobre debería prepararse para tomar los mayores riesgos porque ellos tienen menos que perder' muestra una profunda desconexión con la gente que se esfuerza para mantenerse a flote. En algunos casos, y yo fui alguna vez uno de esos casos, lo que tienes que perder es tener suficiente comida para comer, un techo sobre tu cabeza: las cosas básicas para la vida, multiplicadas por un millón cuando lo que puedes perder es la salud y seguridad de tu hijo.

En medio de todo esto, una incertidumbre mayor amenaza a las familias que ya estaban en problemas: el fantasma del crédito universal, la reforma estrella del gobierno para el sistema de asistencia social. Gingerbread está señalando serias preocupaciones desde ahora. Todo está en los detalles: los agujeros en la provisión de guardería infantil para muchas de las familias mas pobres, los padres solteros menores de 25 años que perderán ayuda vital para sus hijos, la dura verdad de que mas familias con padres solteros perderán más de lo que ganarán con este nuevo sistema – incluyendo a muchos que trabajan. Este detalle se vuelve enormemente importante si es la diferencia entre comer tres veces al día o no comer ninguna.

Mientras tanto el lema gubernamental de que el trabajo es el mejor camino para salir de la pobreza se vuelve cada vez mas superficial, con casi 1 de cada 3 niños con padres solteros que trabajan a medio tiempo creciendo de todas maneras en la pobreza. En vez de enfocarse en mas 'medidas de austeridad', el invertir en el empleo de padres solteros es lo que permitirá que los padres solteros puedan trabajar para salir de la pobreza y tener ahorros reales para cuidados médicos. No sugiero nada extravagante: guarderías infantiles accesibles, entrenamiento laboral decente, empleadores que permitan horarios flexibles, y una larga, larga revisión a los salarios bajos. Definitivamente me identifico con los resultados de una encuesta a padres solteros hecha el año pasado que reveló que los costos de guardería son la mayor barrera para trabajar, seguidos de cercas por la falta de trabajos flexibles: esos son los problemas exactos que enfrenté cuando Jessica era joven.

El gobierno tiene el potencial de cambiar las vidas, no solo de los padres solteros, sino de una generación de niños cuyas ambiciones y potencial no se debe permitir que sea disipado por la pobreza. Por mientras, puedo decir a cualquier padre soltero que actualmente se sienta debajo del peso del estereotipo o estigmatización que estoy más orgullosa de mis años como madre soltera que de cualquier otra parte de mi vida. Si, obtuve beneficios y escribí los primeros cuatro libros de Harry Potter como madre soltera, pero nada me hace sentir mas orgullosa que cuando Jessica me dijo recientemente acerca de los primeros cinco años de su vida: 'Nunca supe que eramos pobres. Solo recuerdo ser feliz.'

Notas de traducción:

* La frase 'mujeres jóvenes que se embarazan para saltar directo a la asistencia' es una referencia al Secretario de Seguridad Social de Reino Unido de 1992, el cual utilizó esa frase en una canción "humorística" para decir que las madres solteras supuestamente se embarazaban solo para pedir asistencia pública y ganar dinero fácil. Wikipedia le dedica un par de párrafos a narrar este momento de la política británica y las reacciones que causó: http://en.wikipedia.org/wiki/Peter_Lilley#Satirist

** 'Skivers versus strivers' es una frase popularizada por el actual ministro británico Cameron y sus partidarios para quejarse de los 'skivers' o 'vividores' que no trabajan pero obtienen subsidio del gobierno a costa de los impuestos que pagan los trabajadores, llamados por los mismos partidarios del Primer Ministro como 'strivers' o 'los que se esfuerzan'. El periódico británico The Guardian tiene un video en inglés que explica la situación desde un punto de vista un poco mas partidario de J.K. Rowling que del gobierno: http://www.theguardian.com/society/datablog/video/2013/feb/05/benefits-skiver-striver-animated-video

0 comentarios