Los Libros
Los Traductores

Antes de que la edición hispana de Harry Potter llegue a nuestras manos, alguien se ha tenido que encargar de traducirlo antes.

Hasta la fecha, con un total de seis libros publicados, han participado cuatro traductores distintos en la saga. Estos continuos cambios provocan incoherencias, como que los duendes sean llamados gnomos, goblins y duendes de nuevo, según qué libro estemos leyendo. Los traductores que han participado en Harry Potter son:

Alicia Dellepiane: Fue la encargada de traducir Harry Potter y la Piedra Filosofal. No la volvimos a ver traduciendo el mundo de Hogwarts hasta que se encargó de los dos libros de estudiantes, Animales Fantásticos y Dónde Encontrárlos y Quidditch a Través de los Tiempos. A Dellepiane le debemos algunas aportaciones al mundo de los horrores, como añadir un nuevo mago que J.K. Rowling nunca mencionó, Enric Lluc, y transformar el sapo de Neville en una tortuga.

Adolfo Muñoz y Nieves Martín: Conjuntamente, tradujeron la segunda, tercera y cuarta entrega de Harry Potter. No sabemos si la genial idea de cambiar el título de La Cámara de los Secretos por La Cámara Secreta fue de ellos o de la editorial, pero desde luego no lo olvidaremos. No se les renovó el contrato para el quinto libro, al parecer, porque no quisieron firmar un contrato con Warner Bros en el que cedían los derechos de traducción de la terminología pottérica. La editorial Salamandra no les avisó hasta tarde de que no volverían con la traducción del quinto, a pesar de que ellos ya trabajaban en un glosario de términos, según cuenta Muñoz.

Gemma Rovira: Es la traductora de la quinta y sexta parte, y si nada cambia, volverá a traducir la séptima entrega una vez se publique en inglés.